Introducción

¿Qué es el Dolor Neuropático?


Este dolor se ha definido por el Grupo de Interés Especial sobre Dolor Neuropático de la IASP como : “el dolor causado por lesión directa o enfermedad que afecta al sistema somato‐sensorial” 

 

Impacto del Dolor Neuropático


En la Unión Europea, un 20% de la población sufre dolor crónico, siendo en la mayoría de los casos de tipo neuropático. El dolor crónico produce un impacto negativo sobre la funcionalidad y actividades de la vida diaria del paciente y supone un alto coste social y económico convirtiéndose en un gran problema de salud en la Unión Europea.


En España, una encuesta en Atención primaria estimó que el dolor neuropático afecta a un 7,7% de la población y un estudio nacional reciente realizado en centros de atención primaria ha mostrado una prevalencia del 25,2% entre los pacientes cuya causa de la visita era el dolor.


Referencia: Blanco E y cols. Prevalencia del dolor neuropático (DN), según DN4, en atención primaria. Semergen 2012;38(4):203‐210.

 

Dolor Neuropatico Localizado


El Dolor Neuropático Localizado (DNL) es una enfermedad crónica en la cual uno o más nervios están dañados y desarrollan una actividad anómala y exagerada, independiente del estímulo o desproporcionado en relación al mismo y caracterizado por una zona de dolor consistente en el tiempo y circunscrita en una zona perfectamente delimitable.


Se manifiesta con variados síntomas dolorosos sobre un área limitada del cuerpo. De hecho la mayoría de las situaciones de dolor neuropático tales como la NPH, el dolor neuropático post quirúrgico, la neuropatía diabética y la lumbalgia con componente neuropático, se manifiesta de forma localizada en un área más pequeña que un folio formato A41.


El DNL fue definido por el Consenso Grupo trabajo en DNL (Manta, Ecuador,2009) como “originado por una lesión o enfermedad del sistema somato sensorial, que afecta un área corporal pequeña (igual o menor a un papel tamaño carta) y que en razón de la delimitación merece en primera instancia, un manejo con analgésicos tópicos específicos”.


Referenecia: Treede :2008

 

¿Cómo nos afecta el dolor Neuropático?


El Dolor Neuropático (DN) afecta a 26 millones de personas en todo el mundo, pero solo el 40-60 % de los pacientes alcanza un alivio adecuado del dolor1.


En España se estima que hay más de dos millones de personas con dolor neuropático y un 60% son mujeres con más de 50 años de edad.


El dolor neuropático altera e impacta en todas las esferas de la vida de una persona. Así, los datos que se desprenden de un estudio nacional llevado a cabo en 2010 con 942 pacientes con dolor neuropático en atención primaria y especialistas2 revelan que un 72,51% de los pacientes presentaban alguna alteración psiquiátrica, siendo lo más frecuente la alteración del sueño, seguida de la ansiedad y la depresión. Estas consecuencias son lo que se denomina la triada del dolor neuropático: dolor, trastornos emocionales y alteraciones del sueño, que hacen que un gran número de pacientes que lo padecen no puedan llevar una vida normal.


El 60 % de los pacientes con DN presenta síntomas localizados3.


1 Dielemanetal., Pain (2008) 137: 681-8.
2Tejedor Varillas A y cols. Dolor neuropático y su impacto sobre la calidad de vida. Congreso de la Sociedad Española de Medicina de Familia y comunitaria, Póster 186, Bilbao 2012. Disponible en:http://www.semfyc.es/es/
3 Mick et al., Pain Manage. (2012)2 (1), 71-77(7).

 

Descripción del Dolor Neuropático Localizado


A menudo lo describen como quemazón, dolor punzante, pinchazos o descargas eléctricas.


Los pacientes a menudo se someten a tratamientos no protocolizados, por lo que solo el 40-60% de los pacientes logran un alivio adecuado a este tipo de dolor.


En diferentes países se utilizan distintas herramientas de detección (DN4 / painDETECT / LANSS), pero el DN sigue estando por lo general infradiagnosticado6 y mal diagnosticado, ya que no hay disponible una herramienta simple y fiable para la detección de los pacientes con DN localizado (DNL).


6 Vadalouca et al., Ann NY Acad Sci. (2006); 1088: 164-86.

 


Plataforma SinDolor

 
Fundación Grünenthal  FUINSA